Para preparar la  taza perfecta hay que tener en cuenta varios aspectos. Son cuatro los fundamentos: la proporción, el molido, el agua y la frescura. Así, podrás disfrutar desde casa, de una fabulosa taza de café.


Proporción: Utilizar la proporción apropiada de café y agua es uno de los pasos más importante para preparar un buen café. La proporción recomendada son 10 gramos de café para cada 180 mililitros de agua. Si en tu opinión es demasiado fuerte, puedes añadir un poco de agua caliente al café ya preparado.


Molido: Cada método de preparación del café requiere un molido distinto. Por lo general, cuanto menor sea el tiempo en que el café tenga contacto con el agua, más fino deberá ser el molido.

Agua: Una taza de café está formada por el 98% de agua. Por eso mismo el agua que utilices para preparar un café debería ser limpia de cualquier impuridad. El agua calentada hasta justo antes el punto de hervido (de 90° a 96° C) es perfecto para extraer todos los matices del sabor del café. Si no está lo suficientemente calentado el agua no puede ofrecer los mismos resultados.


La frescura: El café es un producto fresco, y sus peores enemigos son el oxigeno, la luz, el calor y la humedad. Para mantener fresco el café, guárdalo en un envase hermético y a temperatura ambiente. Puedes guardarlo hasta una semana. Los mejores resultados se consiguen moliendo el café justo antes de prepararlo.

blends.html
HISTORIA       CAFÉS       PRODUCTOS      LOCALES      FRANQUICIAS      CONTACTOhistoria.htmlcafes.htmlproductos.htmllocales.htmlfranquicias.htmlcontacto.htmlshapeimage_5_link_0shapeimage_5_link_1shapeimage_5_link_2shapeimage_5_link_3shapeimage_5_link_4shapeimage_5_link_5
©2011 CAFETEROS DESDE 1933 S,L. DISEÑO WEB: IMAGO02http://www.imago02.comshapeimage_6_link_0
https://www.facebook.com/pages/Caf%C3%A9-de-indias/390658034344956
twitter.html
mailto:cliente@cafedeindias.com?subject=